Posteado por: josejuanmorcillo | marzo 14, 2019

Niños o perros

Leo que en Logroño están censados más perros que niños, según datos de 2018. Es decir, que el año pasado, en la capital riojana, el número de perritos comprados o adoptados superó al de niños venidos a este mundo de dios. Recuerdo que en la Facultad de Periodismo se explicaba que si un perro mordía a una persona no había noticia, pero sí la había si era la persona la que mordía al perro. Es indudable que tenemos noticia en lo que aconteció el año pasado en Logroño, pero he de confesarles que tampoco me causa demasiada extrañeza. Piensen que un perrito no se pasa el maldito día llorando como si lo estuviesen matando, ni nos despierta por las noches para darle teta o limpiarle la mierda; a un perrito no hay que llevarle un control de vacunas durante quince años, ni sufre fiebres tan altas como para meterlo en un coche a la hora que sea y llevártelo a urgencias para que lo curen o para que lo ingresen; a un perrito no hay que costearle ni carreras ni másteres, ni hay que gastarse un pastón para comprarle ropa, para las clases particulares de inglés y de piano y para los libros y todo el material de la escuela; a un perrito no tienes que lavarle la ropa todos los santos días porque todos los puñeteros días se la ensucia por tener el pañal mal ajustado o por escupirse encima la comida cuando tienes que abrirle la boca para que se la coma; un perrito nunca te contestará mal, ni nunca tendrá la edad del pavo, ni aparecerá por casa con unas pintas infames pidiéndote dinero para el botellón, ni te traerá un bombo indeseable, ni te angustiará cuando es muy tarde y aún no ha llegado a casa.

Un perrito, no lo neguemos, es más cómodo que un niño. Para muchos dueños rellena el hueco dejado por alguien que ya no está y que con toda seguridad no volverá; para otros tantos es la solución física para limpiarse la conciencia por no haber sabido amar ni atender a un hijo como merecía. Un perrito llena el silencio comunicativo que infecta cientos de miles de hogares. El perrito, y por eso hay tantos, es la terapia más eficaz para superar las peores enfermedades del hombre de este siglo: la soledad y el desamor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: