Posteado por: josejuanmorcillo | mayo 30, 2018

Purgar

Una casa queda purgada cuando se acomete en ella una reforma integral. Antes de la reforma hay que empaquetar todo lo que forma parte de tu vida: libros, ropa, cuadros, vajilla, fotos, mantelería, electrodomésticos… Todo ello pasa a ocupar el enclaustrado y asfixiante espacio de una caja de cartón, y en este proceso parte de tu existencia queda encarcelada también, durante los dos meses en los que quedan en custodia en un contenedor de madera de 12 m3 de la agencia de mudanzas.

Cuando comienza el empaquetado, salen a la luz, tras décadas de oscuridad y ostracismo, muchas pertenencias que creías perdidas y que sin duda ya estaban olvidadas. Quizás el propio olvido que has impuesto sobre ellas ayudado por la mano polvorienta y seca del tiempo hayan sido los factores que han agudizado sus marcas de decrepitud. Surgen desgastados folios garabateados hace treinta años con la firmeza de que formarían parte de un proyecto; aparecen libros escritos en otras lenguas y de muy baja calidad literaria que compraste ya no sabes dónde ni con qué intención, tal vez te los regalaron por compromiso y con desgana; al abrir algunos cajones y entrar por fin la luz, se desperezan en su interior bibelots irreconocibles, tristes fundas de cedé vacías, borrosas fotos en blanco y negro donde se afanan por volver a la vida rostros que eres incapaz de identificar, asépticas palmatorias de madera para varillas de incienso, llaves huérfanas de cerradura, anticuadas revistas de viajes que nunca realizarás porque son destinos que ya no te interesan, mecheros sin gas ni luz propia, cargadores y cables desconectados para siempre de la agitada vida a la que en su día estuvieron esclavizados, móviles fabricados hace años sin conexión a internet y que ahora son incapaces de encenderse para realizar, al menos, una llamada de socorro.

Todos estos objetos inútiles y olvidados, decrépitos y desgastados por mi olvido, que en su día fueron mis pertenencias, no los he metido en las cajas de cartón que enviaré al ciclópeo contenedor de madera de la agencia de mudanzas. Serán, por fin, purgados.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: