Posteado por: josejuanmorcillo | febrero 28, 2018

“Ana, te quiero”

Su corazón es enorme, el más grande de todos los seres vivos; no he visto ninguna imagen, ningún vídeo ni, por supuesto, jamás he tenido uno delante, pero he leído que alcanza el tamaño de un coche y que puede llegar a pesar más de quinientos kilos. Dicen los expertos que, como nosotros, su vida alcanza los ochenta años, y que, pese a estar en peligro de extinción, los vive casi en soledad, surcando los grandes océanos, desde el Atlántico Norte hasta el Antártico para llegar luego al Pacífico, en continuos viajes de ida y vuelta marcados por los cambios de temperatura del agua, siguiendo los bancos de kril, respirando cada diez minutos.

En esta soledad sonora vive la ballena azul, y sus ojos de mamífero marino observan diariamente un mundo desconocido para el ser humano, el mundo de las profundidades del océano, el mundo de los abismos y de seres que aún desconocemos. Pero ese mundo lo estamos invirtiendo: el cambio climático, que desbarata las corrientes de agua fría y las cálidas, provoca alteraciones en su migración, y los bajos niveles de salinidad que acarrea el deshielo conlleva una disminución de kril en todos los océanos, es decir, una merma considerable del alimento básico de este cetáceo.

Hace unos días, en una playa argentina, apareció muerto un ejemplar de apenas dos años, un adolescente si tenemos en cuenta que la madurez sexual la alcanza a los cinco años de vida. Había muerto por inanición. Por la zona pasaron unos chavales que, por su vestimenta y la redondez de sus jetas, serían hijos de papá bien y de mamá guay, y no se le ocurrió otra idea mejor a uno de ellos que subir a su novia hasta la cabeza del rorcual, sentarla a horcajadas en el espiráculo, grabar con un objeto punzante sobre la piel muerta del animal «Ana, te quiero» e inmortalizar la galantería con una foto que hicieron circular por todo el planeta, desde el océano Atlántico hasta el Pacífico pasando por el Antártico. Soberbia, desprecio, cinismo y desvergüenza: marcas que nos hacen inferiores frente a los demás seres de la Tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: