Posteado por: josejuanmorcillo | diciembre 13, 2017

Medicán

Esto es «o la gran sequía o la gran remojá», como se dice por mi tierra. O no nos llueve o nos calamos hasta las cejas. Por Galicia ha entrado Ana, y no ha mostrado buen carácter. Ana, dicen, es una ciclogénesis explosiva, que así, por el nombre, al sonar tan apocalíptico, me recuerda al de uno de esos grupos punkis de mi generación, de la época de la movida; es como un Siniestro Total pero más pijo. Lo cierto es que Ana, como suelen hacer las madres de carácter con los hijos desaseados, nos ha quitado las legañas con su manto ventoso, húmedo y frío, nos ha dado una buena refriega como la que queda cuando pasamos la bayeta de cocina bien escurrida sobre la encimera para limpiarla. Ya hacía falta, para qué vamos a negarlo, un poco de agua que oxigenara el aire, desintoxicara el ambiente y, de paso, aliviara nuestros fantasmales embalses a pesar del frío, del viento y de las nevadas que hemos padecido.

Nuestro país es ahora la cuna de estos fenómenos climáticos, inusuales en estas latitudes. Antes no se hablaba por los medios de las ciclogénesis explosivas, pero ahora, con los espacios de media hora larga que ceden las cadenas televisivas para la información del tiempo, los espectadores, como alumnos de un máster en climatología, recibimos todos los días clases magistrales sobre isobaras, meteoros, borrascas y presiones altas o bajas, que mezcladas con las rachas de aire de las capas altas de la atmósfera dan como resultado la formación… En fin, que no hay mal que por bien no venga. Hace unas semanas sufrimos en el Mediterráneo un fenómeno que en inglés se ha bautizado como medicane, acrónimo formado de las palabras Mediterranean hurricane, esto es, un huracán en medio del mar de Ulises. Del anglicismo ha nacido en español un neologismo necesario: un medicán, que es como lo pronuncian los climatólogos de habla hispana. El término me gusta; exhala aromas clásicos, de epopeyas griegas. ¿Cómo habría llamado Homero a la ciclogénesis explosiva? Nunca lo sabremos, pero intuyo que el término habría sido más poético, más sugerente; quizás el nombre de una diosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: