Posteado por: josejuanmorcillo | octubre 18, 2017

Terroristas

Los movimientos políticos con ínfulas de totalitarismo se embozan en una falsa defensa de los derechos generales de su pueblo y del bien de la nación para destruir el sistema democrático constituido desde el consenso. No es la Justicia de lo que hablan, sino de su justicia; no enarbolan la Libertad compartida por todos los ciudadanos con criterios de paz, de respeto y de fraternidad, sino el ejercicio abusivo de su libertad para coartar a los que apoyan otras ideas políticas y para enfrenar a unos contra otros. Estos políticos que hieren la democracia, que ensucian la libertad y que sajan la armonía de un pueblo son terroristas de Estado, son criminales.

Hace algo menos de cien años, el 23 de octubre de 1921, Unamuno publicó en La Nación un artículo en el que, a raíz de la guerra de Marruecos, defendía la idea de que la violencia terrorista no servía más que «para corroborar la filosofía del carnero y el odio a la inteligencia. Que es el odio a la democracia, a la libertad y a la justicia». En este mismo artículo, Unamuno sentencia: «El terrorismo es, en cierto modo, la antítesis del quijotismo». Don Quijote no solo representa la defensa de causas justas obrando desinteresada, ética y comprometidamente; encarna además el ideal de libertad personal. Los intelectuales que surgieron a raíz del Desastre del 98 se veían en la obligación ética y moral de cambiar España desde abajo, desde los cimientos, y por supuesto desde la libertad, y esta labor la emprendieron aun temiendo que resultara infructuosa. Para esta empresa sublime, el hidalgo manchego, al encarnar los nobles ideales de estos escritores, se erigió en su modelo.

El Caballero de la Triste Figura se nos presenta hoy ante nuestros ojos, y con más fuerza que nunca, como prototipo de esta libertad personal que nos permite condenar lo condenable y defender el respeto a los derechos humanos. Por albergar tantos valores humanos, el general Pinochet prohibió en 1981 la lectura y edición del Quijote, y con ello demostró un apoyo incondicional al terrorismo y un odio radical a la inteligencia. Que es un odio a la democracia, a la libertad y a la justicia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: