Posteado por: josejuanmorcillo | agosto 4, 2016

Noticias

El dueño de un conocido restaurante vierte un cubo de líquido abrasivo sobre una camada de gatitos de tan solo seis semanas porque les molestaba, cuatro detenidos por distribuir imágenes y vídeos de extremada violencia en los que se abusaba sexualmente de menores, un yihadista degüella en su iglesia a un sacerdote francés de casi noventa años, un japonés mata a diecinueve discapacitados bajo su cargo porque «no eran útiles a la sociedad», un recién nacido es encontrado muerto en un contenedor, un prejubilado asesina a su mujer y a sus dos hijos, casi dos mil políticos españoles han pisado la cárcel por corrupción, uno de cada tres niños españoles solo tiene acceso a una comida diaria, la biodiversidad funcional ha caído por debajo del límite de seguridad, una madre heroinómana deja que un traficante de drogas viole a su hija de once años a cambio de unas dosis, nuevos casos de pederastia en la Iglesia católica que las víctimas se atreven a denunciar, hallan en su casa el cadáver de un anciano que llevaba cuatro semanas fallecido, encarcelados los padres de un bebé de siete meses que llegó muerto al hospital por fuertes traumatismos en todo el cuerpo, los incendios forestales por imprudencia o intencionados desertifican la España meridional, detenido por abusos el profesor de una escuela de modelos, una mujer de setenta y nueve años mata a su hijo de sesenta y luego se suicida, dos de cada tres menores víctimas de trata son niñas, un salmantino de dieciocho años degüella a su padre tras discutir por sus estudios, el turismo sexual moverá este verano miles de millones de euros…

Estas noticias son reales y de hace unos días. Y son solo unas pocas. Noticias que avergüenzan, noticias que asquean, noticias que, más o menos parecidas, seguirán figurando, para nuestro bochorno, en titulares de medios de comunicación desde el momento en que escriba el punto final a este artículo y lo envíe a redacción. Quizás no haya medios suficientes para limpiar del mundo tanta mierda, pero todos debemos hacer algo para no cagar donde no se debe: desde la escuela, desde la administración, desde los ministerios, desde la calle, desde el barrio, desde la familia, desde todos los sitios. Seguimos siendo la especie más destructiva y deleznable de este planeta, y todo esto, al final, nos pasará factura. Dejémonos de cielos y de infiernos: la maldad está más cerca de nosotros de lo que nos pensamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: