Posteado por: josejuanmorcillo | febrero 3, 2012

Ars amandi (3-2-12)

Hace unos días, durante una entrevista a la televisión autonómica catalana, el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol Balcells, sorprendió a la opinión pública cuando instó a las mujeres a prestar más atención a sus maridos dentro del matrimonio. Sus palabras no tienen desperdicio: “En mi iglesia siempre les digo lo mismo, a quien tienes que cuidar más es a tu marido, que es el hijo más pequeño de la casa”. Eso de que a los maridos hay que cuidarlos más que a los propios hijos se me antoja antediluviano y antinatural, pero lo que ya me cuesta una barbaridad interpretar es que los maridos somos los pequeños de la casa: ¿quiso, quizás, decir que la mujer nos tiene que hacer la comida, nos la tiene que servir, debe tenernos preparadas las zapatillas y el periódico bien doblado al llegar a casa y nunca debe faltarnos ni los mimos ni las palabras suaves y agradables, que debe, en fin, consentirnos todo y jamás regañarnos por nada? ¿Y que puedo llevarme a mis amigotes a casa a ver el fútbol y bebernos la cerveza que queramos entre torres de pizzas por encargo? ¿Y todo este servicio al macho alfa sin pagar un duro? Ni el mismísimo rey Midas habría soñado con algo parecido. Afortunadamente, el arzobispo ha pedido perdón por todo ello.

Como si de un virus se tratara, casi inmediatamente, el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, cuestionó la idoneidad de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para ser la pregonera de la Semana Santa de Valladolid de este año al no estar casada por la Iglesia. Ella ha manifestado que ya lo tiene preparado y que a nadie le quepa ninguna duda de que lo leerá. Las dos declaraciones episcopales han levantado ampollas en el ámbito social y político; así, Carme Chacón ha manifestado que “a las mujeres se las respeta, sean del PSOE, sean del PP o sean de los que te dé la gana”. E insistió: “No vamos a permitir que nos vuelvan a imponer a todos su moral, reclamaremos que traten con respeto a las mujeres […] ¿En qué siglo se creen que viven? ¿En qué país se creen que viven para meterse con una mujer por estar casada por lo civil?”.

Abrumado por tanta clarividencia arzobispal, he ido a mi librería y he consultado un libro del que había oído hablar. Se titula No le tengas miedo al sexo, así que ama y haz lo que quieras. El Kamasutra católico. Lo ha escrito un monje capuchino polaco, Ksawery Knotz, y es conocido como el “Apóstol del kamasutra” porque en esta obra, que ha sido un verdadero éxito de ventas, el fraile indica a los matrimonios católicos cuál es el mejor camino para “reforzar sus vínculos y tener una buena y feliz vida sexual, de acuerdo con los dogmas de la Iglesia”, y, para andar por este sensitivo trayecto, este clérigo, en palabras suyas, aconseja “incluir estimulación manual u oral”. Ahora no me extraña que este fraile imparta clases de educación sexual en el monasterio polaco de Stalowa Wola. No creo que Sáenz de Santamaría se matricule a distancia en este curso.

Anuncios

Responses

  1. Amigo José Juan, afortunadamente cada vez somos más quienes renegamos del machismo imperante en los hombres que mandan en la Iglesia Católica, así les va.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: