Posteado por: josejuanmorcillo | marzo 11, 2011

¿La lengua es machista? (11-3-11)

El género morfológico y el sexo son dos conceptos completamente distintos y que no tienen nada que ver porque el primero es una entidad gramatical y el segundo corretea bajo el amparo de la genética; ahora bien, el género morfológico suele coincidir con el sexo del ser vivo al que se refiere (el tigre / la tigresa). Así pues, el que un término sea masculino o femenino no guarda ninguna relación con ningún tema referente al machismo ni al feminismo: que la palabra árbol sea masculino no se traduce en que los primeros botánicos fueron machistas; y que el término ave sea femenino no significa que la de ornitólogo sea una profesión para mujeres o afeminados.

Una vez aclarado esto, debemos recordar que, en español, el género no marcado es el masculino. Esto quiere decir que con él podemos englobar términos femeninos y masculinos, y esta es la razón de que a este género se le denomina inclusivo. Si digo: “Los ancianos abandonados necesitan una atención constante”, me refiero a los hombres y a las mujeres de la tercera edad que están pasando por esa situación. El género femenino, en cambio, es el exclusivo porque con él solo se hace mención a términos femeninos y quedan fuera, por tanto, los masculinos; al decir: “Las ancianas abandonadas necesitan una atención constante”, se excluye a los varones.

La presencia del género inclusivo es absolutamente necesaria en una lengua por una cuestión de corrección y de economía lingüísticas; si no, imagínense que tuviéramos que decir, siguiendo con el ejemplo anterior: “Los ancianos y las ancianas abandonados y abandonadas necesitan una atención constante”. Este desdoblamiento defendido por sectores que equivocadamente desean abanderar una “igualdad de género” en el ámbito lingüístico sería casi irrealizable en algunos casos como este: “Ellos están enamorados”; ¿qué dirían estos “innovadores lingüísticos” aquí?: ¿”Él y ella están mutuamente enamorado y enamorada”, o quizás “Ella está enamorada de él y él de ella”? Lo que no es posible es el uso de paréntesis —*“Los(as) ancianos(as) abandonados(as) necesitan una atención constante”— y, menos aún, de signos matemáticos como la @: *“Querid@s amig@s”.

La lengua, tengámoslo en cuenta, no es discriminatoria ni promueve actitudes machistas porque el género inclusivo sea el masculino; la discriminación por motivos de sexo es una cuestión de ámbito social, pero no lingüística. Cuando en mi centro de trabajo se convoca a los profesores a una reunión académica, no se excluye a las profesoras porque se haya usado el masculino; ni lógicamente quedan excluidas las mujeres cuando leemos el siguiente titular: “Los españoles serán llamados a las urnas el próximo mes de mayo”. También hay que tener en cuenta que el contexto ofrece significados distintos de un mismo término: “En Libia no se están respetando los derechos fundamentales del hombre” (hombre: `Ser animado racional, varón o mujer´, DRAE); “La mujer debería tener en el hombre un buen apoyo” (hombre: `Varón que ha llegado a la edad adulta´, DRAE). No obstante, y solo cuando haya que romper cualquier tipo de ambigüedad, se usarán ambos géneros: “Todos los policías, tanto hombres como mujeres, deben superar las mismas pruebas físicas”.

No seamos partícipes, pues, del uso partidista y fraudulento que se hace del idioma por parte de ciertos sectores políticos y sociales. Simplemente ocupémonos de hablar y escribir con propiedad, corrección y sentido común.

Anuncios

Responses

  1. http://www.fmujeresprogresistas.org/lenguaje8.htm

    Hola José Juan, en el enlace de arriba encontrarás otra visión de la lengua, que como ser vivo en manos de los hablantes, se adapta a las nuevas realidades sociales donde la mujer ha adquirido “vida propia” en compañía del hombre. El feminismo (no hembrismo) sólo pretende la igualdad efectiva mujer/hombre, por eso tú también eres feminista. Si escribimos con sentido común no podemos dejar olvidadas a las mujeres dentro del género masculino. Saludos.

  2. Al título le sobran los signos de interrogación.

  3. Vaya, parece que la inquisición Pajín, Aido, y discipulos etc, andan por aquí.Qué web, me he partido de risa, todos los victimismos llorones, juntos.Dejo una poesía que con humor, dice mucho más.

    Qué Poemo (Jesus Lizano)

    Me asomé a la balcona
    y contemplé la ciela
    poblada por los estrellos.
    Sentí frio en mi caro, me froté los monos
    y me puse la abriga, y pensé: qué ideo
    qué ideo tan negro.Diosa mía exclamé:qué oscuro es el nocho
    y que solo mi almo.
    El vido nos traiciona, mi cabezo se pierde qué triste el aventuro de vivir.
    Y estuvo a punto de tirarme a la vacia.
    Qué poemo.
    Y con lágrimas en las ojas, me meti en el camo.A ver, pensé si los sueños o los fantasmos, me centran la pensamienta.
    Y olvido que la munda, no es como la vemos, y que todo es un farso, y que el vido es el muerto, un tragedio.Tras toda nado.
    Vivir.Morir; qué mierdo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: