Posteado por: josejuanmorcillo | noviembre 26, 2010

Flamenco (26-11-10)

El flamenco ya es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. Mucho tiempo ha transcurrido desde aquellos años de finales del siglo XIX y principios del XX en que un grupo de escritores y folcloristas sobresalientes se acercaron al flamenco para investigarlo y difundirlo. Fue el caso de Demófilo, el padre de Antonio Machado, que perteneció a la Sociedad Antropológica Sevillana y que formó parte en la constitución de otra sociedad, El Folclore Andaluz, precisamente el mismo año (1881) cuando saca a la luz su Colección de cantes flamencos, primera obra seria de recopilación y estudio de las distintas manifestaciones del cante jondo. Unos años más tarde, Lorca fue publicando tres libros de poesía (Suites, Poema del Cante Jondo y Romancero gitano) que giraban alrededor de este arte y de su creador, el pueblo gitano, pero Lorca trascendió el ámbito de lo costumbrista y localista andaluz y elevó esta expresión literaria y musical a una esfera intelectual y universalista. Esta empresa de sacar al flamenco de la oscuridad y del ostracismo se vio recompensada en 1922, cuando el poeta de Fuentevaqueros organizó con éxito, apoyado por Falla, el Primer Concurso de Cante Jondo, que tenía como objetivos principales, no solo premiar a los artistas noveles, sino también delimitar el concepto del flamenco desde los orígenes mismos de este arte, y alejar el cante jondo de todo experimento modernófilo que adulterase su esencia primigenia. Ese mismo año, en 1922, Lorca leía su primera conferencia en Granada; se titulaba: Importancia histórica y artística del primitivo canto andaluz llamado “cante jondo”.

¿Qué tiene de especial el flamenco, el cante jondo, para que sea tan admirado y valorado por tantos intelectuales y para que sea declarado por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad? Tendríamos que hacer un viaje al pasado, muchos siglos atrás, y bucear en el origen y en la posterior presencia de un pueblo que, a partir del siglo XVI, pasó a denominarse gitano. Esta etnia es originaria de La India. Hace siglos salió de su país y, divididos en clanes, emigraron a varias zonas de Europa central y oriental. Uno de ellos, los Rom, llegaron al actual Egipto y, tras muchos años de asentamiento pacífico allí, embarcaron con rumbo al sur de Francia. Desde aquí, y ya a pie, a mediados del siglo XV se les permitió la entrada a la Península por el reino de Aragón. Una crónica de entonces los llamó egiptanos por provenir de Egipto; de este nombre proviene el actual gitanos. Desde el norte llegaron al sur, a la actual Andalucía, donde encontraron una tierra con un folclore riquísimo -mozárabe, árabe-andalusí, judío, cristiano- que no tardaron en adoptar y fusionarlo con los ritmos que habían heredado de sus antepasados indios y del norte de África. Pero la chispa que provocó el nacimiento del cante jondo fue el edicto que los Reyes Católicos firmaron en Medina del Campo en 1499, por el que se ordenaba la persecución de los gitanos por no ser cristianos. Desde entonces, el pueblo perseguido, esclavizado y humillado encontró en la música el medio más apropiado para expresar su dolor, su tragedia, su pena negra, a través del quejido largo y cavernoso de un martinete, de una seguiriya, de una taranta, de una soleá. Con esto se entiende la frase que pronunció La Piriñaca y que ha quedado inmortalizada en la historia del flamenco, del cante jondo, que es la historia del pueblo gitano: “Cuando canto a gusto, me sabe la boca a sangre”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: