Posteado por: josejuanmorcillo | noviembre 4, 2010

Cromo (5-11-10)

En países hispanoamericanos como Argentina son tabúes términos como concha o coger porque el uso lingüístico allí los ha configurado, los ha revestido de una pátina semántica que nada tiene que ver con el significado que atesoran en el español estándar o peninsular. Nos veremos en un sonrojante aprieto si en Argentina le consultamos a un rioplatense cuál es el sitio más cercano para “coger un taxi” o si, como recuerdo de España, le regalamos a nuestro anfitrión bonaerense una “concha de peregrino” por eso de que allá todos los españoles somos gallegos.

Pero fíjense que tampoco es necesario cruzar el charco para llevarnos una desagradable experiencia lingüística causada por escoger, sin ninguna intención ofensiva ni cacofónica, el término equivocado. Si bien ahora la edad ha hecho mella y trinchera en mi cuerpo, afeándolo, ensanchándolo y achicándolo, mi abuela me aseguraba siempre de pequeño que era “un cromo de niño”. Y como, entonces, no había tesoro más valioso que mi colección de cromos de fútbol, que celosamente defendía ante los compañeros más pícaros y que astutamente intercambiaba con los más despistados, no podía existir mejor piropo para mis oídos que este y que mi abuela, con la boca inflada de orgullo, defendía ante el vecindario y el resto de la familia. La palabra cromo es de origen griego y significa `color´, y el DRAE registra la expresión estar hecho un cromo con el sentido de `ir muy arreglado y compuesto´.

Hasta aquí todo bien. Sin embargo, una situación lingüística muy desagradable me ocurrió muchos años más tarde, en Salamanca, en casa de un compañero de trabajo que me invitó una noche a cenar. Cuando me abrió la puerta, llevaba a su hijo de dos años a coscoletas, un niño alegre, rubiete y hermoso como un querubín. Tras quedarnos un rato en el salón haciéndole carantoñas al niño y una vez que sus padres lo acostaron, nos sentamos a la mesa a degustar un exquisito filete de morucho a la plancha bañado con un vino de Toro. Hablamos del trabajo, de la gastronomía charra y, cómo no, de su hijo; y como el estómago se sentía ya asentado y fortalecido, la voz se engoló, y con cierto aire sentencioso y con la relajación que te brinda una copiosa digestión sentencié un poco antes del postre: “De lo que no cabe ninguna duda es de que tenéis un cromo de niño”. Los padres dejaron de sonreír y con un gesto seco y confundido se miraron; ella se levantó y él la acompañó a la cocina para hacer el café, y yo me quedé unos segundos allí sentado, sin entender nada, y con ganas de que me tragase la tierra mientras el morucho me corneaba las tripas. Cuando volvieron a la mesa les pedí que me explicasen qué había sucedido y, como se percataron de la inocuidad de mis palabras, y ya con una actitud más distendida, me aclararon que, en esa zona, decirle a alguien que es un cromo es como llamarlo repulsivo o asqueroso.

Menos mal que no dije lo de llevar el niño a coscoletas porque no sé qué habría entendido al ser esta una expresión solo usada en las comunidades de Aragón, Cataluña, Valencia, Murcia y sureste de Castilla-La Mancha, donde se identifica coscoletas con cóscoles (`caracoles´), porque llevas a alguien sobre la espalda como un caparazón. Quizás no estaría hoy aquí contándoles mis batallitas.

Anuncios

Responses

  1. Entre chicas con una sonrisa picaruela, se dice mucho: – “anda que tu hoy, vienes hecha un cromo”, refiriendonos al maquillaje. Suele suceder al aplicarlo sin luz suficiente. Una tira de la brocha gorda, y luego en la calle aparecen los coloretes de Heidi y los trazos mal extendidos). Tambien he oido – ir hecha un Picasso. Son expresiones graciosas, sin animo de ofender; que a todas nos ha pasado alguna vez…

  2. Claro que sí. Hay cromos de colección y los hay de pega. A mí siempre me han gustado los cromos auténticos, los de colección, los irrepetibles

  3. Si, si. Hay que saber distinguir, aunque tambien es cierto que los que te la pegan, es porque ya lo has coleccionado…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: